El Unicaja vence y convence para seguir invicto en la Basketball Champions League

Los de Katsikaris resuelven por la vía rápida un encuentro cómodo ante un Lavrio que solo opuso resistencia durante el primer cuarto

La vida sigue sonriéndole al Unicaja por Europa. Segundo partido, segunda victoria del conjunto malagueño en la Basketball Champions League, certificando el primer puesto del grupo por el momento. El conjunto de los Guindos ha realizado un partido muy serio que, sin ser brillante, le ha bastado para conseguir el segundo triunfo.

El partido ha comenzado con sorpresa puesto que, igual que ante el Nizhny Novgorov, Jaime Fernández ha comenzado el partido desde el banquillo, volviendo a conseguir esa titularidad Dario Brizuela. El siguiente partido ante el FC Barcelona será el barómetro para observar si el rol de suplente de Jaime se va a prolongar en el tiempo o si va a existir únicamente en competición europea.

El primer cuarto ha sido un tiempo de mucha igualdad. El Unicaja ha comenzado mandando en el marcador, consiguiendo un primer parcial bastante favorable, pero tras el primer tiempo muerto el Lavrio ha salido a morder y ha igualado el partido, terminando el cuarto empatados a 20. El nivel inicial del Unicaja no ha sido tan malo como en los anteriores partidos, pero sigue siendo el gran debe del Unicaja en este inicio de temporada.

A partir del segundo cuarto, la situación ha cambiado a mejor. Gracias a un gran partido de Micheal Eric y otro muy buen partido de Tim Abromaitis, el equipo se ha despegado en el marcador para no volver a verse por debajo. Por los visitantes mantenía el nivel Tyson Carter, que ha completado un gran partido, dejando muy buenas sensaciones y sorprendiendo a un Carpena que no sabía de su existencia.

El tercer cuarto ha continuado con la misma tónica del segundo e incluso lo ha mejorado. Pese a empezar el Unicaja con un triple en contra, rápidamente ha conseguido reponerse con otro de Darío Brizuela y ya mantenerse con la ventaja en el marcador. El último cuarto de Unicaja ha seguido con Katsikaris manteniendo las rotaciones, dándole muchos minutos a Nzosa para que coja confianza, pese al mal partido de éste. 

En este partido Tim Abromaitis y Darío Brizuela han sido los máximos anotadores, con un muy buen partido también de Micheal Eric en los dos lados de la pista. En el lado negativo, Alberto Díaz se ha quedado sin anotar y Yannick Nzosa ha jugado uno de los peores partidos que se le recuerda, estando muy errático en defensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com