El Panathinaikos se une a los equipos que quieren huir de Bertomeu

La Basketball Champions League comienza a ganar adeptos para la próxima campaña gracias a las desorbitadas exigencias presupuestarias de la Euroliga

El confinamiento ha hecho que esta temporada se convierta en la más atípica de la historia del baloncesto. Ligas canceladas sin un ganador o fases finales exprés como la de la ACB, pero sin duda el que más está sufriendo los efectos secundarios del parón es Jordi Bertomeu. Al CEO de la organización le llueven las críticas y ya son varios los equipos que han mostrado su descontento hacia la gestión de la competición.

El último en sumarse a la corriente desertora de la Euroliga es el Panathinaikos. Dimitris Giannakopoulos, propietario del club griego, anunció que pone el equipo a la venta por 25 millones de euros. Una auténtica bomba, aunque las palabras que pronunciaría después serían un golpe directo a la gestión de Bertomeu. “Jordi Bertomeu no tiene respecto a las personas que han invertido dinero en la Euroliga. La Euroliga es la definición de fracaso”. Así comenzaba el aun propietario su  demoledor discurso hacia la organización.

Giannakopoulos amenazó anteriormente con abandonar la máxima competición europea y, finalmente, lo va a cumplir, siempre y cuando su sucesor quiera trasladarse a la Champions League. “La Euroliga ha encontrado un duro rival en la Champions. Hace dos años no estaba preparada, ahora sí. Mirando todo el plan, pienso que en el futuro serán el único evento poderoso en Europa. Equipos que han pasado por la Euroliga en los últimos años se van a la Champions. Creo que hay más equipos que pronto abandonarán este aborto de Euroliga”, afirmó sin tapujos el aun propietario del Panathinaikos.

Que el gigante verde se vaya de la Euroliga puede ser un golpe muy duro para la confianza depositada en Bertomeu, pero lo cierto es que no es el único equipo que va a abandonar el barco. La FIBA cada día consigue más adeptos y ya son varios los clubes que han confirmado su traslado a la que, hasta el momento, era la competición europea de menos calibre.

El cuadro de equipos turcos formados por el Tofas Bursa, cuartofinalista de la Eurocup esta temporada; Darussafaka y Galatasaray, ya han anunciado su marcha a la Champions League, unos cambios que suben (y mucho) el nivel del torneo.  Tolga Öngören, director general del Tofas Bursa, explicó el porqué de la decisión: “El único objetivo de un equipo en Eurocup es jugar la Euroliga. Aunque seas campeón en Turquía, no puedes ir a la Euroliga. Y en tu primera temporada en Euroliga debes mantenerte entre los ocho primeros para mantener su licencia y continuar en la competición. No lo encontramos sostenible”.

El Partizan también se planteó la posibilidad de salir de la Eurocup, pero finalmente continuará un año más en la misma competición que Unicaja. Las exigencias presupuestarias, sumadas a la dificultad para acceder a la Euroliga desde competiciones inferiores y la actual situación financiera de los equipos, está provocando que Bertomeu y su competición se vean cada vez más con el agua al cuello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com