La muralla Yáñez resiste al asedio maño

El Málaga resiste con uno menos casi 80 minutos en La Romareda y suma un valioso punto que pudieron ser tres

El Málaga CF supo sufrir y aprovechar sus opciones ante un Real Zaragoza que dominó todas las estadísticas del partido. El equipo blanquiazul se armó de coraje y corazón para conseguir un resultado positivo ante un rival directo con un jugador menos gran parte del partido. Haitam mostró luz a los de Mel en la recta final con un tanto tras entrar al campo, aunque la insistencia de los aragoneses acabó materializándose en el empate de Gio Simeone.

Los blanquiazules tiraron de oficio en un duelo que marcó tras la expulsión a Javi Jiménez. El árbitro expulsó al jiennense en el minuto 14 de partido tras una entrada cuestionada que vio con claridad para dejar con 10 al Málaga. El comienzo del duelo marcó la dinámica de cada equipo, un Zaragoza con más intención y protagonismo mientras que los malaguistas juntitos en defensa.

Pepe Mel optó por realizar algunos cambios en el once como Fran Sol o Bustinza. La alineación estaba formada por Yáñez; Javi J, Burgos, Juande, Bustinza; Cristian, Luis Muñoz, Escassi, Hervías; Febas, Sol. Las riendas del duelo las llevaron los maños, que en casa debían de proponer ante la importancia de hacerse con los tres puntos. El Málaga, con uno menos desde el inicio, se involucró en tareas defensiva y se aferró a la parcela defensiva para sacar un resultado positivo.

Yáñez se vistió de héroe, con dos paradas de mérito en la primera parte que salvaron al equipo malaguista. La primera, una mano abajo salvadora a un remate de Bermejo y la segunda tocando mínimamente para estrellar la pelota en el palo. En la segunda parte mantuvo el espectacular nivel mostrado durante el partido para salvar al Málaga en un partido donde los locales llegaban y llegaban con claridad a la meta malaguista. El punto que salvó hoy el cuadro malaguista es en gran parte mérito del portero madrileño.

El Zaragoza lo intentó durante todo el partido pero se mostró incapaz de batir a los boquerones, lo que provocaba cada vez más ansiedad en sus llegadas. La poca efectividad de los maños y las mínimas llegadas de los malaguistas hacían ver el 0-0 como definitivo. Haitam, en su primera jugada tras entrar al campo y la primera del partido para su equipo, se fabricó el tanto para creer en una victoria. Recibió la pelota en banda, recorta a su defensor hasta llegar al interior del área y un pelín esquinado mandar la pelota al fondo de la potería con un toque suave. Después de tanto trabajo defensivo, el marroquí dio una bocanada de aire fresco a sus compañeros para pensar en tres puntos que serían vitales para salir de la última plaza.

Los maños siguieron con su asedio constante tras el tanto y en alguna podía llegar el gol local. A balón parado, sí, de nuevo. La fragilidad defensiva fue un lastre durante el encuentro y a dos minutos del final Giuliano remataba fácil dentro del área para batir a Yáñez. Los malaguistas llegaron justos físicamente a la parte final y sufrió durante el descuento. Aguantó el asedio maño gracias a un gran día del guardameta malaguista y creyó con un eléctrico Haitam pero el empate puede dar vida a un equipo que se encontró con todas las situaciones adversas.

Sergio Ramírez

Estudio Periodismo en la Universidad de Málaga. Comentarista, narrador en SportDirect y presentador de Espacio Abierto. (Twitter: @sergioramz_)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com