Australia vence su guerra con Holanda

El equipo aussie selló su pase a las semifinales de la Copa Davis tras las victorias de Thompson y Alex de Miñaur, ambas en tres sets

Jordan Thompson y Tallon Griekspoor saltaban a la pista del Martín Carpena entre la ovación del público. Una gran masa de aficionados neerlandeses ayudaron a que Griekspoor rompiera el primer saque del australiano y comenzara al frente en el partido. Sin embargo, la euforía duro poco para los Orange, que vieron como Thompson devolvía el break en el juego siguiente. La derecha de Tallon funcionaba a las mil maravillas e imponía un ritmo que Jordan no podía seguir. Consiguió otro vez en la mitad de la manga y camino tranquilo hasta hacerse con ella por un 6-4. El australiano debía reaccionar si no quería que su equipo empezase a remolque en lan eliminatoria y comenzó a remar. El segundo set estuvo igualado hasta el final de la manga y en el 3-3 se vivió el juego más largo y tenso del choque. Finalmente, Jordan Thompson remontó un 30-0 en el 6-5 para llevarse el set con esa rotura.

El tercer set vivió la bajada de nivel del holandés, que ya no conectaba los potentes saques y dercechas que venía realizando. El australiano convirtió el partido en una guerra, exigiendole jugar siempre una bola más. La estrategia funcionó a las mil maravillas y el nacido en Sydney se llevó el encuentro con un 6-3 final. Tras este auténtico partidazo el siguiente duelo enfrentaría a Alex de Miñaur y Botic Van de Zanschulp, apoyado por la multitud presente en el Palacio de Deportes. El partido comenzó muy igualado, con nivel superior al anterior partido hasta que en el 6-5 se rompe. Botic consigue la rotura que le otorga el primer set y pone contra las cuerdas al australiano. Alex comenzó de manera inmejorable el segundo set, rompiendo el saque a su rival y ganando el siguiente suyo. Tras una feroz lucha en su siguente servicio, mantuvo la calma hasta llevarse el set con esa rotura.

Este partido también se convirtió en una guerra y los rallys de gran nivel se alternaban. Los puntos largos de gran intensidad y precioso tenis se apoderaron del Carpena y el público entregado a los dos guerreros que luchaban el partido. El tercer set estuvo muy igualado y pudo caer de lado de cualquiera de los tenistas, que tuvieron oportunidades para llevarse la victoria. Con el 4-4 en el marcador se vivió la secuencia del día, con puntos estratosféricos, bolas break y salvadas alternandose en el marcador y un público encendido. Alex de Miñaur salvó tres bolas de break y tras una serie de hasta cuatro puntos increíbles conseguía mantener su saque. Tras esto, Botic se derrumbó tras no haber aprovechado su oportunidad y regaló su servicio con tres groseros fallos que le costaron la eliminatoria. Al acabar, el australiano mostró su sangre española y agradeció el cariño de la afición en español, algo que gustó mucho y por lo que se llevó una sonóra ovación.

Australia ya espera al ganador del duelo entre España y Croacia para conocer a su rival de las semifinales del sábado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com