El Málaga toca fondo en una fiesta amargada por el Ibiza

El Ibiza deja en evidencia al Málaga en su propio estadio en el peor partido de la temporada en La Rosaleda

El Málaga cae derrotado en La Rosaleda en su peor partido de la temporada en casa. El equipo entrenado por José Alberto fue tremendamente superado en goles y eficiencia por el Ibiza, en un sofocón del equipo ibicenco en los primeros minutos de la segunda mitad. El Málaga volvió a las viejas usanzas, con un partido donde no se vieron reflejadas las sensaciones del partido ante el Sporting.

El técnico malaguista arrancaba sin Víctor Gómez, con un proceso gripal, y como repuesto escogía a Ismael Casas. En la parte de ataque regresaba Roberto como titular y en el centro por el sancionado Escassi a Febas con Ramón. El encuentro lo arrancaba mejor el conjunto visitante, siendo el equipo protagonista desde el inicio con las ideas muy claras. Castel, en el primer error defensivo del Málaga, remataría de volea para que tocase en el larguero y acabase adelantando a su equipo.

Tras esto, el equipo malaguista tirando de casta comenzaría a mejorar su versión. Comenzaría a encontrar más ocasiones, pero daba la sensación de que el equipo jugaba demasiado acelerado, fallando pases incomprensibles y demostrando una vez más la falta de acierto de cara a puerta. Paulino y Roberto intentaban buscar el empate en los minutos posteriores, con un canterano malaguista como el más destacado del cuadro malagueño. No la encontrarían a pesar de disponer de varias oportunidades de peligro. El Ibiza pudo marcar el segundo en un balón entre ambos centrales que dejaba al delantero solo, aunque en un mal control despejaba la bola Peybernes salvando al Málaga.

Con el resultado negativo, el partido se marcharía al descanso, con un Ibiza ejecutando su fútbol a la perfección y sabiendo en cada momento cuál era su función. El Málaga no tenía claro qué hacer y eso se reflejaría en la segunda mitad. Con el 0-1 era aún posible darle la vuelta al partido, pero rápidamente la ilusión se acabaría esfumando. A los cinco minutos del inicio, el Ibiza comenzaría en tromba marcando tres goles en ocho minutos. El segundo gol anotado por Herrera tumbó anímicamente al equipo, que divagó por el campo tras esto. Tres minutos después llegaría el tercero y cinco después el cuarto. Con una alta efectividad de cara a puerta, cerraban el partido con casi 30 minutos aún por disputar.

El Málaga, con el 0-4 mejoró suavemente, con la entrada de Vadillo y estuvo cerca de poder recortar distancias. Aunque eso fue más por orgullo que por juego. Cuando parecía el cuarto tanto del Ibiza el definitivo, Goldar daría la puntilla a un Málaga que quizás tocó esta noche fondo. Un partido en el que el equipo malaguista no dio la cara, con un entrenador que para muchos debería estar fuera del club y con una imagen que se repite en demasiados partidos de los que se debería.

Sergio Ramírez

Estudio Periodismo en la Universidad de Málaga. Comentarista, narrador en SportDirect y presentador de Espacio Abierto. (Twitter: @sergioramz_)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com