Nacho Molla, primer fichaje del Trops Málaga para la campaña 24-25

El central procede del Dólmenes Antequera, y con anterioridad jugó competiciones europeas con el Orlen Wisła Płock y el AEK Atenas

El Trops Málaga ha dado a conocer su primer fichaje cara a la próxima temporada. Se trata del central malagueño Nacho Moya, que, tras jugar fuera de España en equipos de la élite europea, recaló el pasado curso en el Dólmenes Antequera, donde se convirtió en uno de los jugadores que más brillaron en la División de Honor Plata. Sin embargo, una grave lesión de triada –rotura del ligamento cruzado anterior, del ligamento lateral interno y de los dos meniscos– en la jornada 27, frente al San Pablo Burgos en el Argüelles, le impidió terminar la magnífica campaña que venía haciendo, en la que consiguió anotar 169 goles y acabar como tercer máximo anotador de la categoría, aun cuando tuvo que perderse varias jornadas por este revés.
Pese a esta circunstancia adversa y con el jugador ya operado, el Trops apuesta por Nacho Moya y confía en su recuperación, estimada para los meses finales del próximo curso, ya que el club conoce al jugador a la perfección y es consciente de que su aportación, cuando debute, supondrá un plus importante para el equipo. Y es que el central malagueño ya fichó por la entidad capitalina en agosto de 2018 cuando esta se encontraba en Primera Nacional y confeccionó una plantilla de peso con jugadores que venían de jugar en la Asobal, como fueron los casos del portero Jorge Oliva, el primera línea Agustín Vidal, el polivalente Jesús Hoyos, el extremo Curro Muñoz y el propio Nacho Moya. Este conjunto consiguió el ascenso a la División de Honor Plata, pero Moya finalmente no llegó a vestir de azul, toda vez que el  Orlen Wisła Płock, equipo de la máxima categoría polaca, entrenado por el español Xavi Sabaté, que competía en la Liga de Campeones, se fijó en él y, primero fue cedido hasta diciembre para, seguidamente, ser traspasado por petición del jugador, para disputar la Champions.
De su vuelta a casa ha hablado Nacho Moya, quien se ha lamentado de que su llegada al equipo de su tierra se haya producido cuando se encuentra lesionado. “La lesión se produjo cuando solo faltaban cuatro jornadas para el final de temporada”, ha recordado. Sin embargo, el central es optimista  e insiste en que volverá “lo antes posible” y para ello, ya ha comenzado el proceso de recuperación. “Estoy con muchas ganas de incorporarme con mis nuevos compañeros, porque quiere aportar todo lo que pueda para que el equipo cumpla el objetivo que nos propongamos”, ha recalcado el jugador que, pese a la adversidad, se encuentra “muy ilusionado”, ha señalado.
Ignacio Moya Florido, ‘Nacho Moya’ (Málaga, 1988), mide 1,88 metros y pesa 94 kilos. Se trata de un experimentado jugador que, aunque su demarcación habitual es la de central, con frecuencia lo hace también de lateral izquierdo y lateral derecho. Su trayectoria como profesional comenzó en el Balonmano Antequera, donde jugó tres temporadas en la liga Asobal. Del club de la ciudad del Torcal pasó al Puerto Sagunto, también en la élite, y luego fichó por el CSM Bucarest –Clubul Sportiv Municipal Bucuresti–. Tras su paso por el conjunto rumano, Moya aterrizó en el Ángel Ximénez de la Asobal en el verano de 2013, convirtiéndose en uno de los hombres importantes de la escuadra cordobesa, y en el verano de 2018 firmó por el Ciudad de Málaga (Trops Málaga), aunque no debutó al marcharse al Orlen Wisła Płock de Polonia para jugar en la máxima competición continental
Después, pasó a formar parte del AEK Atenas, entidad donde militó durante tres temporadas y ganó dos ligas, una Copa de Grecia, una Challenge Cup y participó en la Europa Cup, y regresó a España de la mano del Dólmenes Antequera, su último club antes de recalar de nuevo en el Trops Málaga.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com