Jesús Lázaro, entrenador de Unicaja femenino: «Las jóvenes de la cantera llevarán el escudo de Unicaja a primera división»

El técnico, optimista con el proyecto que lleva a cabo el club

Un hombre de la casa como Jesús Lázaro transmite amor por Unicaja y el baloncesto de Málaga con tan solo unas pocas palabras. El exjugador, ahora entrenador del equipo femenino, ha logrado una quinta plaza en Liga Femenina 2, muy meritoria debido a las lesiones que han lastrado a la plantilla. Sin embargo, el conjunto no ha sido capaz de llegar a los puestos de ascenso. Lázaro valora la temporada de sus jugadoras y rememora sus tiempos como jugador en SportDirect Radio.

¿Crees que las lesiones han sido un factor decisivo para los resultados del equipo?

El tema de las lesiones ha sido determinante. Por la inestabilidad que tiene nuestra plantilla a nivel de equilibrio entre jugadoras ‘senior’ y jugadoras ‘junior’ y ‘cadete’. Cualquier lesión te trastoca mucho. Tienes que incorporar a jugadoras mucho más jóvenes que les cuesta adaptarse. Mientras más ‘seniors’ caen, es más complicado. Ha sido uno de los factores que ha hecho que perdamos más partidos de la cuenta. También el Melilla lleva 13 victorias consecutivas. Lo normal es que algún partido hubiese perdido. La plantilla es muy joven. Se nos han escapado partidos que podríamos haber ganado por inexperencia. Pero esto forma parte del proceso formativo de nuestras jugadoras. Nos hemos quedado a una victoria e intentaremos acabar la temporada lo mejor posible.

¿Qué virtudes destacarías de la plantilla actual?

Hemos tenido un grupo de jugadoras con mucha experiencia en la liga, como Vero o Salomé. También tenemos jugadoras jóvenes de nuestra cantera que saben lo que queremos, con mucha energía física. Estas jugadoras han dado todo. Han aceptado bien su rol protagonista dentro del equipo durante todo el año a nivel de minutaje y de toma de decisiones. Su rendimiento ha sido satisfactorio. Las más jóvenes han dado la cara y continúan con su formación. Ellas son el bloque que en un futuro estará aquí. Es el proyecto que tenemos en el club. Nosotros queremos que la gente de abajo sea protagonista dentro del primer equipo femenino. Nos hemos quedado a las puertas, pero el año que viene todas estas jugadoras tendrán más experiencia y tendrán mucho más claro el proyecto del club. Esta entidad concibe el baloncesto desde el punto de vista profesional.

¿Crees que este equipo puede conseguir el ascenso contigo al mando la próxima temporada?

Hasta que no termina la temporada no hacemos balance, entonces no hemos planificado el siguiente año. Yo puedo seguir al mando, pero a lo mejor no. Yo soy un entrenador de club. Estoy encantado de estar aquí, me gusta mucho el proyecto y tengo cierta libertad para moldearlo. Pero cuando hagamos balance veremos quiénes son los que encabezan el proyecto y a partir de ahí veremos los resultados próximos. Creo firmemente en este proyecto. Este es el quinto año del equipo femenino. Las jóvenes van a llevar el escudo de Unicaja a primera división.

Todo el mundo se acuerda de ese equipo de Carlos Cabezas, Berni Rodríguez, etc. Pero tú también formaste parte de ese Unicaja campeón, ¿qué nos puedes contar de esa época?

Mi época como jugador es maravillosa. Yo salí de Córdoba con 16 años. Cuando llegué a Málaga, becado por el Caja de Ronda, mi sueño era llegar al primer equipo, ser profesional. El camino es largo, ves cómo muchos compañeros tuyos se quedan por el camino. Yo soy un afortunado. He tenido la oportunidad de ganarme la vida y crear una familia alrededor del baloncesto. Cuando eres jugador disfrutas mucho, porque este deporte es divertido. El problema es hasta cuándo eres capaz de darte cuenta de lo divertido que es y de cómo tienes que disfrutar del día a día. Aunque seas un profesional con unas obligaciones. Te pierdes muchas citas importantes en tu vida. Esto te afecta, hasta que empiezas a asimilarlo. Terminar mi carrera en mi club y encima ganando un título es una de las cosas más bonitas que me han pasado en la vida.

Fuiste el primer jugador en ganar la Liga ACB con dos equipos diferentes que no son ni Real Madrid ni Barcelona; el Manresa y el Unicaja. ¿Quién ganaría en un partido entre Manresa del 98 y Unicaja del 2006?

Ganaría Unicaja del 2006 (risas). Sin duda alguna. Pero eran otros tiempos en Manresa. Las posesiones de 20 segundos, dos tiempos de 20 minutos… El Manresa que jugó la final ACB contra el TAU Vitoria de Scariolo era un muy buen equipo. Creamos una química indestructible. Son dos etapas totalmente diferentes, en cuánto al juego de ambos equipos. Pero por plantilla, presupuesto y diferencia en el tiempo son equipos incomparables.

La pregunta de la casa, ¿pescaíto con limón o sin limón?

Sin limón, me gusta que el pescado sepa a pescado (risas).

Enlace al vídeo de la entrevista: https://youtu.be/Y1dwCxxaGHY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com