El Unicaja se lleva la victoria ante un impotente Fuenlabrada

El equipo de Ibon Navarro empieza a carburar y ya se nota la mano del vitoriano

Las sensaciones que dejó el equipo ante el Real Madrid no fueron un espejismo. El Unicaja de Ibon Navarro vuelve a demostrar una defensa más trabajada y se lleva el triunfo de Fuenlabrada. Los cajistas tumbaron a los locales 53-73 en un encuentro en el que solo sufrieron en el tercer cuarto. Se marchan al parón con una victoria que pone fin a una racha de cuatro derrotas consecutivas.

El cambio de actitud y, sobre todo, los diferentes automatismos en jugadas defensivas se notan cada vez más en el equipo por obra de su nuevo entrenador. Si bien no fue un partido brillante, el Unicaja desesperó al Urbas Fuenlabrada, incapaz de encontrar fluidez ofensiva durante la primera mitad. En ambos cuartos iniciales, se vio un monólogo del conjunto cajista. Al descanso el marcador señalaba un abultado 19-41. La intensidad defensiva obligaba a los jugadores locales a penetrar por falta de oportunidades de combinar. Las embestidas en zona fueron neutralizadas en todo momento por los interiores del Unicaja. Kravic (20 de valoración) firmó tres tapones y Guerrero (nueve en valoración) sumó otros dos, en lo que fue un gran partido de ambos pívots. Nzosa estuvo en pista escasos seis minutos en los que jugó de cuatro. Otra floja actuación de la joven promesa.

Los problemas llegaron al término del descanso. Leo Meindl, MVP del partido con 23 puntos y 30 de valoración, se echó a su equipo a hombros y se propuso acabar con la dinámica del Unicaja. Logró el Fuenlabrada hasta un parcial de 14-0 que empezaba a recordar a la época de Fotis Katsikaris. El desacierto cajista dio confianza a los locales, también desacertados por suerte, a excepción de Meindl. Bouteille (menos dos de valoración) volvió a pista tras llevarse un duro golpe que le provocó una brecha en la cabeza en la primera mitad. Sus minutos fueron de nuevo bastante reprobables.

Lo mejor que le pudo pasar a los de Navarro fue que terminara el tercer cuarto. Mooney se encargó de echar por tierra las esperanzas de los madrileños tras firmar 16 puntos. Estuvo muy acertado el Unicaja desde el perímetro. Hasta tres triples consiguieron Alberto Díaz y Tim Abromaitis, que compartieron valoración; 16 puntos. Mooney sumó otros dos tiros de tres más uno que consiguió Francis Alonso. Estos fueron los únicos puntos del malagueño, más participativo en defensa.

La época de Ibon Navarro se muestra cuanto menos interesante, si bien todavía es pronto para llenarse la cabeza de pájaros. Ya no es casualidad la nueva imagen que presenta el Unicaja. También ha de decirse que siguen existiendo aspectos muy mejorables. Pues el resultado de este partido sería diferente si el rival fuera de mayor nivel, o al menos menos permisivo que el Fuenlabrada. Buena victoria que deja buenas sensaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com