Victoria de autoridad para empezar la BCL (76-87)

El Unicaja asalta el Palaserradimigni con una gran actuación de Kalinoski y Kravish

Este Unicaja tiene otra cara. Los de Ibon Navarro se han llevado la victoria ante el Dinamo Sassari en Italia. El partido se ha saldado con un 76-87 final, aunque por momentos estuvo muy parejo. Los primeros puntos en Basketball Champions League ya están en la saca cajista.

El partido al inicio cogió un tono bastante negro para los intereses del Unicaja. Los italianos salieron enchufados y firmaron un parcial 21-6 que dejó señalados a Brizuela y a Barreiro. Ambos jugadores no pasan por su mejor momento y su titularidad le costó cara a Ibon Navarro. El vitoriano, desesperado desde muy temprano, cambió el sistema y metió en pista a Alberto Díaz, Djedovic y Kravish. Los tres estabilizaron al equipo y cocinaron la remontada a fuego lento. Díaz como siempre fue vital en las recuperaciones y el movimiento del balón. Kravish por fin afinó puntería y mostró el acierto desde la media distancia que le faltó en los encuentros anteriores. El búlgaro fue MVP con 19 puntos, siete rebotes y 22 de valoración. Djedovic de nuevo fue el comodín de Navarro. Estuvo bien en defensa, castigó desde el triple y movió la bola de forma inteligente.

Con el primer parcial de 23-19, el Unicaja quiso responder de forma contundente al arreón inicial del Sassari. Kalinoski en este partido corroboró que es un francotirador. Sus triples incontestables dieron alas a un gran Unicaja. Carter fue importante en la primera mitad. Su esfuerzo defensivo fue el mejor que se ha visto en lo que va de curso. Además fue un gran enlace entre el exterior y el interior. Nutrió de balones a Kravish, que hoy estuvo imparable. La remontada estaba certificada y el Unicaja se fue al descanso 41-47 tras anotar 28 puntos en el segundo periodo.

Los italianos no se dieron por vencidos y aprovecharon la inocencia de Augusto Lima. Cargaron de faltas a un brasileño que no tuvo su día y una vez más demostró la facilidad que tiene para cargarse de faltas. El tiro libre fue el talón de Aquiles cajista. Un 45% de acierto frente al 72% del Sassari. La línea es la tarea pendiente de los de verde esta temporada. En esta aspecto precisamente fue como Sassari se puso igualado en el marcador, gracias a un Onuaku que con la curiosa técnica de la ‘cuchara’ anotó todos sus tiros libres. También fue un dolor de cabeza para los cajistas el alero Bendzius. Carter estuvo desbordado cuando se emparejó con el lituano y fue todo lo contrario defensivamente a lo que fue en la primera mitad. Los triples de Bendzius llegaron a devolver la ventaja al Sassari. Pero allí estuvo Dylan Osetkowski para contestar. El ala-pívot metió los cuatro triples que intentó y además fue un seguro en defensa. Muy buen partido del alemán para enseñar que es uno de los pilares de este equipo.

El Unicaja se volvió a despegar en el marcador y el equipo de la Cerdeña bajó los brazos. Los cajistas explotaron la pintura italiana ante la pasividad de sus interiores. Kalinoski y Brizuela estuvieron bien atentos al rebote ofensivo y aprovecharon los descuidos del rival para sentenciar el encuentro. El Unicaja dio el primer paso y se llevó un valioso triunfo fuera de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com