Duro correctivo al Unicaja en un muy mal partido de los malagueños

Baño de realidad y nueva derrota fuera de casa

Decía Katsikaris tras el partido ante el Breogán que con la actitud que tenía el equipo se podían ganar muchos partidos. Y tenía más razón que un santo, pero para eso hay que seguir viendo esa intensidad. El Unicaja ha realizado un muy mal partido, acusando el jugar fuera de casa, siendo esta la segunda derrota en tres partidos fuera del Martín Carpena. Con la afición empujando el Unicaja está demostrando que sabe sufrir, y que tiene lo necesario para remontar los partidos, pero fuera de casa el globo se desinfla y con el muchas de las esperanzas de los aficionados cajistas.

Desde el comienzo del encuentro se ha podido ver a un Unicaja realmente incómodo, echando en falta a Axel Bouteille en la faceta ofensiva, y estando realmente imprecisos en la faceta defensiva. El Manresa ha dominado el partido entero, y el marcador ha sido muestra de ello. Ya en la primera parte el Unicaja ha recibido 25 puntos en contra, duro resultado que demuestra a las claras la poca calidad defensiva que ha mostrado el equipo hoy. En ataque, solo jugadas aisladas de Jaime Fernández servían para mantenerse dentro del partido.

El segundo cuarto ha seguido la tónica del primero, con la salvedad de que el jugador que ha conseguido desatascar un poco la ofensiva malaguista ha sido Micheal Eric, que hoy ha sido de los pocos que ha jugado a un buen nivel. El Manresa seguía dominando el partido como quería y cuando quería, sabiendo cuando acelerar y cuando dormir el partido para desesperar a un Unicaja que no se encontraba en el campo. Otro cuarto donde la anotación local ha sido muy elevada, con unos guarismos que hacían presagiar la llegada a los 100 puntos, barrera que, por lo menos, no se ha llegado a alcanzar. El nivel que ha tenido el Unicaja en la primera mitad se resume en una estadística, 2/13 en triples. Muchas jugadas estaban bien defendidas por el conjunto catalán y el Unicaja se veía obligado a tomar malas elecciones de tiro. Sin embargo, no solo ha sido la buena defensa del Manresa, sino también la mala definición hoy de los cajistas, pues ha habido una jugada en la que se han realizado dos triples liberados desde la esquina que tampoco han entrado. Día negro desde esa línea de triple.

La segunda parte empezaba con la esperanza de ver una reacción del Unicaja. Las segundas partes del equipo de Katsikaris suelen ser buenas, sobre todo cuando vienen precedidas de un mal nivel de los malagueños. Pero ni por esas. Aunque en el tercer cuarto el Manresa no ha sido capaz de anotar con tanta facilidad como en los anteriores, la ofensiva a seguido muy atascada, por lo que el conjunto catalán ha seguido cómodo en el marcador. Aún así, ha habido un breve atisbo de reacción cajista, pues en el último cuarto los de Katsikaris han tirado de casta, y se han llegado a poner a cuatro por detrás, gracias en su gran mayoría a la segunda parte de Norris Cole, que se ha echado el equipo a la espalda en busca de la remontada. Pero suele pasar que cuando uno deja los deberes para el final, puede ser que no te de tiempo, que es exactamente lo que ha sucedido. Tras acercarse en el marcador, el Manresa ha puesto la directa tras el tiempo muerto para acabar ganando por 11 de diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com